ACOSO

Que es el stalking: pues es ni más ni memos el viejo acoso y hostigamiento, de toda la vida pero que ahora ha cobrado especial importancia debido al crecimiento de las Redes Informáticas.

Le hemos puesto ya nombre y como nos gusta nombrar con anglicismos la mayoría de las cosas, lo hemos bautizado con dicho nombre. La palabra stalking proviene del inglés Stalk que podríamos traducirlo como acechar, seguir, acosar, perseguir u hostigar.

Que viene a significar hacer stalking? podríamos reconducir por medio de dicha figura conductas que nos son viejas conocidas pero que ahora debido a las nuevas tecnologías especialmente, han cobrado una gran importancia.

Dentro de las conductas mas habituales podríamos enumerar las siguientes: llamadas insistentes, mensajes reiterados, envío de imágenes continúo, acoso masivo por correo y redes sociales, vigilancia continuada en la calle, hostigamiento hacia la persona o bienes de la misma…

Especial importancia cobran en estos casos las REDES SOCIALES. Porque la redacción del nuevo Art. 172.ter del Código Penal, casi se ha elaborado teniéndolas a ellas como protagonistas. Dicho art. establece:

Artículo 172 ter
1. Será castigado con la pena de prisión de tres meses a dos años o multa de seis a veinticuatro meses el que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana:

1.ª La vigile, la persiga o busque su cercanía física.

2.ª Establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación, o por medio de terceras personas.

3.ª Mediante el uso indebido de sus datos personales, adquiera productos o mercancías, o contrate servicios, o haga que terceras personas se pongan en contacto con ella.

4.ª Atente contra su libertad o contra su patrimonio, o contra la libertad o patrimonio de otra persona próxima a ella.

Si se trata de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o situación, se impondrá la pena de prisión de seis meses a dos años.

2. Cuando el ofendido fuere alguna de las personas a las que se refiere el apartado 2 del artículo 173, se impondrá una pena de prisión de uno a dos años, o trabajos en beneficio de la comunidad de sesenta a ciento veinte días. En este caso no será necesaria la denuncia a que se refiere el apartado 4 de este artículo.

3. Las penas previstas en este artículo se impondrán sin perjuicio de las que pudieran corresponder a los delitos en que se hubieran concretado los actos de acoso.

4. Los hechos descritos en este artículo sólo serán perseguibles mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal.
Es decir, el legislador, que siempre va un paso mas atrás que la realidad de la sociedad, al final se ha dado cuenta de la importancia de ciertas conductas que se llevan a cabo en la vida cotidiana , y ha querido sancionar las conductas que especialmente se vienen repitiendo, que no siempre, a través de medios informativos y en especial a través de las redes sociales,

En concreto la norma viene a castigar:
– el acoso reiterado e insistente,
– efectuado por persona que no está autorizada.
– que perturbe gravemente el desarrollo de la vida cotidiana.

Es decir, y por concretar de forma alguna de las formas de realización de esas conductas:

Las llamadas telefónicas insistentes y reiteradas por alguna novio o ex pareja , que no se quiere dar por enterado de que la relación ya ha terminado, o compañero de clase, universidad, trabajo, etc.

  • Los mensajes continuos y reiterados a través de redes sociales, whatsapps, etc.
  • El enviar fotos nuestras, en ciertas aptitudes, que solo iban destinadas a la persona a la que se la habíamos remitidos y nada mas, y que el sujeto en cuestión decide mostrar tal resto del mundo, sin nuestro permiso.
  • El amigo, pareja o conocido que obtiene nuestros datos personales, o bancarios y los utiliza para obtener productos de cualquier tipo, o los ponga en conocimiento de terceras personas, sin nuestro permiso.
  • y un largo etc.

Tendremos que ir esperando para ver como se va desarrollando jurisprudencialmente esta figura, para ver que concretas figuras se van encuadrando dentro de este nuevo, y a la vez viejo, tipo de delito, ya que el acoso siempre ha existido pero ahora se realiza de manera más “tecnológica”.

Lo que si es importante resaltar es que para que la justicia actúe es imprescindible la denuncia de la persona que está sufriendo tales hechos.

Si se encuentra ante una situación semejante a alguna de las descritas, no dude en pedir cita con nuestros abogados expertos en derecho Penal.

CategoryArtículos