¿Qué es LA VIOLENCIA DE GÉNERO?

Todo tipo violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia. ( art. 1 de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género).

¿Quiénes pueden ser víctimas de violencia de Género?,

Las mujeres, única y exclusivamente las mujeres que de alguna manera sufren actos de violencia de sus maridos o parejas.
Por lo tanto, no serían victimas de violencia de género las parejas homosexuales, estén o no casadas.

¿Y los hijos menores, son víctimas de violencia de género?.

Directamente no, indirectamente SÍ, porque serán victimas de la situación de violencia, pero en modo estricto solo la violencia que se genero de un Hombre contra una Mujer que sea o haya sido su mujer o haya tenido con ella una relación análoga (pareja de hecho, novios, etc.), es considerada violencia de Género.

¿De que tipo tiene que ser la violencia?

Puede ser de muchas clases:
comprende todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad. (Art. 3 de La Ley Orgánica 1/2004).

¿Solo esas clases?

No. Pueden ser muchas más, entre las que destacamos:
FÍSICA:
La que se emplea contra el cuerpo de la mujer produciendo dolor, daño o riesgo de producirlo y cualquier otra forma de maltrato o agresión que afecte su integridad física.
PSICOLÓGICA:
La que causa daño emocional y disminución de la autoestima o perjudica y perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar sus acciones, comportamientos, creencias y decisiones, mediante amenaza, acoso, hostigamiento, restricción, humillación, deshonra, descrédito, manipulación o aislamiento.
SEXUAL:
Cualquier acción que implique la vulneración en todas sus formas, con o sin acceso genital, del derecho de la mujer de decidir voluntariamente acerca de su vida sexual o reproductiva a través de amenazas, coerción, uso de la fuerza o intimidación, incluyendo la violación dentro del matrimonio o de otras relaciones vinculares o de parentesco, exista o no convivencia, así como la prostitución forzada, explotación, esclavitud, acoso, abuso sexual y trata de mujeres.
ECONÓMICA Y PATRIMONIAL:
La que se dirige a ocasionar un menoscabo en los recursos económicos o patrimoniales de la mujer, a través de la perturbación de la posesión, tenencia o propiedad de sus bienes, pérdida, sustracción, destrucción, retención o distracción indebida de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores y derechos patrimoniales.
SIMBÓLICA:
La que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.

¿Qué hacer si nos encontramos ante uno de esos supuestos?

Primero, llamar a la policía, o Guardia Civil y dar todos los datos del agresor. La policía se encargará de búscalo y detenerlo durante máximo de 48 horas, mientras realiza diligencias encaminadas a la investigación del hecho. Posteriormente pasará al Juzgado de Guardia correspondiente.

Segundo, si han existido lesiones físicas,  obtener fotos (cámara de fotos, móvil, etc) todas las lesiones que nos haya producido en agresor. Lo mismo debemos hacer si además de la agresión física se han producido rotura de muebles o enseres.

Tercero, acudir al centro médico de urgencias a que nos vea un médico y relatarle que las lesiones han sido causadas por: el marido, el novio, la pareja. Los profesionales de la sanidad están obligados a hacer llegar el parte de lesiones al Juzgado. Si no han existido agresiones físicas, pero si psicológicas, aunque estas son más difíciles de probar, debemos ponerlas en conocimiento del Agente, y si tenemos partes médicos por ansiedad, o estamos en tratamiento psicológico, también debemos ponerlo en su cocimiento.

Cuarto, interponer denuncia contra el agresor de forma inmediata, aportando a la denuncia toda clases de pruebas: las fotos de las lesiones, (en papel o en el móvil que también sirven), el parte de lesiones, posibles testigos de los hechos (vecinos que hayan escuchado la agresión, familiares, etc.).

Quinto, Si nos mandan amenazas, coacciones, mensajes ofensivos, fotografías, etc., a través del whathapp, o de cualquiera de las redes sociales (Facebook, Twitter, etc.), mostrárselo a la policía para que tome nota en la denuncia.

¿Que es la Orden de Protección?

La orden de Protección es un mecanismo legal por el que podemos solicitar que medidas penales como por ej., que el agresor no se acerque a nosotros, o que salga del domicilio si residimos con él, o que no se comunique con nosotras; además de que a través de ella se pueden articular mecanismos no solo penales, sino también medidas Civiles -si existen hijos menores, se pueden pedir pensión de alimentos, atribución de vivienda, que serán concedidas hasta que se presente la correspondiente demanda de divorcio, separación, medidas paternofiliales, etc.-, o medidas laborales, si trabajamos junto al agresor, (traslados, de sección o de centro de trabajo, etc.).

Lo que sí tenemos que tener presente es que nadie debe ser objeto de un acto de violencia.

Si cree que se encuentra ante un posible acto de Violencia o conoce de alguien que lo esté sufriendo, DENUNCIE, no se quede parado, nadie está obligado a sufrir violencia alguna por ninguna causa.

Si desean mas información, no duden en llamar al número de teléfono que aparece en la ficha, les asesoraremos y les indicaremos como obrar en estos casos y les acompañaremos durante todo el procedimiento.

«La violencia no es fuerza sino debilidad, nunca podrá crear cosa alguna, solamente la destruirá” Benedetto Croce

“La violencia sexual, racial, de género y otras formas de discriminación en la cultura no pueden ser eliminadas sin cambiar la cultura”.Charlotte Bunché

CategoryArtículos